Soy mujer.. trabajar en Japón?

images

Desde hace muchos años en el mundo ha habido una clara diferencia entre el papel de la mujer y el del hombre en la sociedad.

Anteriormente el típico estereotipo de mujer en algunos países  era el de ama de casa y el del hombre era de empresario y primera autoridad en la familia.

Esta idea se ha desvanecido con el tiempo pues la búsqueda por la igualdad de géneros es cada vez mas fuerte. Sin embargo es curioso ver que en Japón de cierta manera la situación poco a cambiado.

Unas décadas atrás las mujeres en Japón eran contratadas únicamente por contrato a termino fijo (un trabajador ¨normal¨ es cotidianamente contratado de forma vitalicia), tenían que renunciar a su trabajo cuando iban a casarse o cuando tuviesen un hijo, debían retirarse de su oficio a los 35 años mientras los hombres lo hacían alrededor de los 60, entre otro tipo de diferencias.

Con el paso de los años las leyes se han ido modificando, sin embargo es poco  lo que se ha transformado la cultura, y  ¿de qué sirven las leyes si la mentalidad no cambia?.

Pues en 1985 se creo la ley de igualdad de oportunidad en el trabajo a la cual se le hizo una gran reforma en 1997. Con esta se lograba entre otras cosas que la mujer pudiera retirarse del trabajo a mayor edad, pudiese tener permiso de maternidad, que no hubiese un trato distinto para ellas (lo que significaba entre otras cosas poder trabajar horas extras, poder realizar trabajo nocturno, etc). En resumen se exigían unas condiciones semejantes para ambos.

A pesar de lo anterior, es muy difícil imponerle cosas a una cultura donde la mujer y el hombre siempre han tenido roles muy distintos. Es cierto que en cuestiones de normatividad Japón tiende a ser igualitario (por lo menos en el campo laboral) como lo hemos mencionado. Pero una cosa es la norma y otra es la realidad.

Se ha venido presentando desde 1985 una tendencia que sin irrespetar la norma crea desigualdad. En algunas empresas lo que se hace es que para vincular un trabajador a la compañía se le dan dos caminos como opción. Uno es el general y el otro es el elite. En el primero el trabajo que se realiza es más rutinario que en el segundo el cual es más especializado y complejo.

Dado que muchas mujeres mantienen la idea de que lo que mejor se adapta para su vida familiar es la primera vía, se puede ver muy claro como los cargos rutinarios son en su mayoría ocupados por mujeres y los cargos más altos son ocupados por hombres. Muchas mujeres adicionalmente deciden retirarse de su trabajo al tener su primer hijo y vuelven cuando este ya esta listo para ir al colegio.

 

Gracias a las crisis económica del momento, a problemas demográficos (Japón tiene una tasa de fertilidad muy baja pues entre otras razones las mujeres que quieren hacer una carrera elite se abstienen de tener hijos), y a la globalización esta diferencia en los géneros ha venido cambiando. Sin embargo no es hay que hacer un estudio muy profundo para ver

que la mayoría del personal en cualquier compañía es hombre.

Empezar como empresaria en Japón no es tarea fácil…PERO ES POSIBLE Y MUYY INTERESANTE!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: