El GRINGO JAPONES: ERAMOS ALIENS O “GAIJIN” PARA LOS JAPONESES

Resulta interesante saber que los Japoneses veían a los extranjeros como ALIENS. Durante la semana de inducción pudimos descubrir la percepción  que ellos  tienen de nosotros con un simple detalle: “THE ALIEN REGISTRATION”. Esto consiste en un registro que debemos hacer TODOS los extranjeros, lo que incluye americanos, europeos, africanos e incluso asiáticos no japoneses. De primerazo se podría llegar a pensar que es un término que cualquiera inventó para darle nombre a una reglamentación japonesa, sin embargo no es así esto tiene su historia.

Japón es un país donde se encuentran personas cuya apariencia es significativamente distinta a la de muchos lugares del mundo. Los Japoneses en su mayoría tienen un mismo color de piel, el pelo muy parecido y ojos rasgados. Tanta similitud tiene como resultado que nos resulte particularmente complicado diferenciarlos y que adicionalmente sobresalgamos entre la multitud. Sin embargo no es solo la apariencia física lo que hace que los Japoneses nos reúnan a todos los NO japoneses en otro grupo; esto se confirma con la participación de asiáticos como son los Chinos, los Koreanos y la mayoría con ojos rasgaditos en el grupo de LOS OTROS.

Lo anterior puede tener varias explicaciones: una de ellas es que el mundo en general no se interesa por aprender Japonés como ocurre con  otros idiomas como son el ingles, el español, el francés, el italiano entre otros. Otra de las razones es la tendencia que tuvieron los Japoneses a poner los extranjeros en un pedestal, como si fuésemos algún tipo de Dioses.

Esto último no necesariamente es bueno (existen dioses buenos y malos) pues así como para algunos puede significar ser seres hermosos e increíbles, para otros puede simbolizar algún tipo de amenaza. Podemos encontrar la primera opción en la publicidad japonesa. Al recorrer las distintas tiendas es común encontrar en la publicidad imágenes de extranjeros que tienen como objetivo trasmitir que lo que se vende lo usa alguien exclusivo. Sin embargo un ejemplo de la segunda opción es la poca aceptación que tuvieron los japoneses a emparentarse con un extranjero. Es algo que la mayoría de las familias veía como negativo  en el pasado(El Término Gaijin se usa en ocasiones para referirse a alguien que no tiene relación con la familia). Algo de esta prevención se mantiene en la actualidad.

En el momento en que apareció la palabra “Gaijin” (extranjero) en el diccionario (siglo XI), esta tenía una connotación negativa en la que se mostraba alguna clase de desprecio hacia los extranjeros los cuales representaban desorden y desconfianza; esto ocurrió probablemente entre otras cosas porque para ese entonces el Japón contrató cerca de 500 extranjeros para que trabajaran como técnicos y profesores a  quienes les pagaban muy bien (lo cuál  no fue muy bien percibido por los nativos).

Al final del siglo XVIII sin embargo se muestran señales de mirar al extranjero como un ídolo que poseía poderes especiales. Incluso en algunas leyendas Budistas este aparece como una reencarnación de Buda. Era ejemplo de esta percepción el hecho de que recibían a los extranjeros o las personas de tierras lejanas de manera muy especial. Intentaban que todo estuviera perfectamente preparado para darles una increíble bienvenida. Esta tendencia a ser muy amables con los nuevos personajes empezó a difundirse. Sin embargo para 1870 permanecía el pensamiento  por parte de las autoridades de que no eran confiables .Si se miran varias leyendas y escritos antiguos se encontrará muy bien ejemplificado el punto de este escrito.

Esta parte de la historia japonesa sin embargo no es algo que ocurría únicamente en Japón; también sucedía en otros lugares para la mitad del siglo XIX. Relacionándolo con algún caso cercano a nosotros, se podría decir que de forma similar trataron los indios a los españoles en 1492.Adicionalmente en China en la actualidad nos ven como estrellas de cine muy hermosas a quienes quieren tomarles foto. Por lo tanto ver algunos como seres increíbles no es algo nuevo en la historia de la humanidad.

Lo curioso entonces es que sigan existiendo algunas secuelas (aunque muy sutiles) sobre el tema. Esto puede deberse entre otras cosas a que la cultura Japonesa mantiene unas tradiciones desde hace muchos años (comida, ropa, rituales, etc.) y  por lo tanto rechazar sus costumbres puede seguir siendo no muy cómodo para ellos, el hecho de que un extranjero llegue y siga sus costumbres en la actualidad hace que vean a este como una buena persona que los hace sentir muy bien y con la cual no hay porque estar prevenido.

En nuestra opinión, en la actualidad se puede seguir teniendo esa tendencia a ver los extranjeros como “amenaza”, pues generalizando encontramos que muchos de ellos causan desorden en el país de la civilización. Por ejemplo al mirar un típico metro japonés  (el cual es muy silencioso pues los japoneses prefieren están texteando en su celular para no molestar a los demás) no es extraño encontrar que  el único ruido que exista sea producido por un forastero. Es de pronto por esto que tenemos que hacer un registro riguroso TODOS los extranjeros y esto incluye los americanos a quienes no les piden visa ni procedimientos jartos en  otras partes el mundo.

¡CON TANTO PERFECCIONISMO, PREVISIÓN  INTELIGENCIA Y CIVILAZACIÓN LOS DIOSES PARECEN SER ELLOS!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: